Evaluación de la Cruzada Nacional Contra el Hambre

.::CONEVAL PÁGINA PRINCIPAL::.>Evaluación de Programas Sociales>Evaluación de la Cruzada Nacional Contra el Hambre>Resultados Intermedios Cruzada

Evaluación de la Política Social

Escuchar ​​

Resultados Intermedios de la Cruzada nacional contra el Hambre

 

Desde que el gobierno federal implementó en enero de 2013 la Cruzada Nacional contra el Hambre (Cruzada) como eje de la política de desarrollo social enfocada a la población en pobreza extrema de alimentación, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) se planteó, como en todas las estrategias de política social del pasado, la necesidad de evaluar diferentes aspectos de la misma.

Con ese fin, CONEVAL diseñó en 2013 el Esquema General de Evaluación de la Cruzada Nacional Contra el Hambre (2013-2019) con el propósito de generar información sistemática que permita valorar el desempeño de la estrategia desde su inicio y por lo menos hasta 2019. Con base en este esquema, el Consejo ha realizado diversos documentos que evalúan el diseño e implementación de la Cruzada y que están disponibles en la página web institucional (www.coneval.gob.mx).

En seguimiento al Esquema General de Evaluación de la Cruzada, este Informe de resultados intermedios, realizado por el CONEVAL, presenta los resultados a la mitad del sexenio, con el objetivo de mostrar sus avances, fortalezas y áreas de oportunidad, basados en elementos como la coordinación interinstitucional y la identificación de las necesidades básicas de los hogares asociadas a las carencias sociales.

Por ello, este Informe de resultados intermedios de la Cruzada consideró los siguientes ejes y estudios:

  • La coordinación interinstitucional
  • Los cambios realizados por la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) al Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS) para fortalecer la coordinación entre órdenes de gobierno.
  • Estudio panel de hogares que fueron beneficiarios por la Cruzada entre 2013-2014 y 2015.
  • Estudio que permite conocer la dinámica de los indicadores de pobreza, especialmente de pobreza extrema, de cinco municipios que fueron elegidos por el CONEVAL para analizar los resultados de la Cruzada: Zinacantán, Chiapas; Guachochi, Chihuahua; San Felipe del Progreso, Estado de México, Mártir de Cuilapan, Guerrero y Tehuacán, Puebla.
  • Estudio exploratorio del impacto de la Cruzada, en el cual se comparan las condiciones de vida de población beneficiaria de la Cruzada con las de población con características similares que no ha sido atendida en el marco de esta estrategia.

Entre los avances y los retos identificados en esta evaluación destacan los siguientes:

  • La Cruzada va encaminada a un subconjunto de la población en pobreza extrema, y este estudio observa avances importantes en la reducción de carencias sociales y la pobreza extrema a partir de una adecuada coordinación. Sin embargo, persiste el reto de vincularla con otras estrategias, especialmente económicas, para reducir de manera sostenida la pobreza.
  • La Cruzada está modificando las dinámicas y rutinas de las dependencias de gobierno en sus tres órdenes. Sin embargo, el efecto es diferenciado y heterogéneo entre entidades federativas.
  • Con relación al análisis del uso de los recursos del FAIS, se encontró que sí hubo un cambio en el destino de los recursos entre 2014 y 2013. De manera particular, hubo mayor asignación de recursos a los rubros de agua y saneamiento y vivienda, así como una disminución en el rubro de urbanización, que incluye, entre otros, caminos rurales, carreteras y proyectos similares. 
  • Sobre el catálogo del FAIS que limita la construcción y mejoramiento de caminos, sería conveniente analizar hasta qué punto resulta necesario darle mayor flexibilidad a este rubro, dada la importancia de mejorar la conectividad entre zonas como una manera adicional de coadyuvar a reducir carencias sociales, especialmente, en las dimensiones de rezago educativo, carencia por acceso a la alimentación, así como contribuir a las actividades económicas en zonas remotas.
  • En relación con los resultados del estudio Panel, en su primera etapa, se encontraron avances importantes en el abatimiento de las carencias sociales entre la población que ha sido beneficiaria de algún programa social registrado en el Sistema Información para el Desarrollo (SIFODE) en el marco de la Cruzada y que habita en alguno de los 400 municipios iniciales de la estrategia. 
  • Los resultados del estudio panel mostraron que todas las carencias sociales se redujeron entre 2013-2014 y 2015. Entre ellas, es importante resaltar las disminuciones en las carencias por acceso a los servicios de salud y por acceso a la alimentación. En la población objeto de estudio del Panel, carencia por acceso a los servicios de salud pasó de 32.9 por ciento entre 2013 y 2014 a 9.2 en 2015. Por su parte, la carencia por acceso a la alimentación pasó de cien a 42.5 por ciento en este grupo de personas.
  • Los resultados del estudio Panel no pueden ser generalizados a la totalidad de la población residente en localidades o municipios donde opera la Cruzada, ya que la información recabada por la encuesta solo corresponde a la población directamente beneficiaria de los programas registrados en el SIFODE en el marco de la Cruzada. 
  • El proceso de construcción de la muestra del estudio Panel permitió identificar algunas áreas de oportunidad de la base de datos del SIFODE, de las cuales se pueden mencionar, entre otras, tener mecanismos que garanticen la calidad, validez y confiabilidad de la recolección de información en el Cuestionario Único de Información Socioeconómico (CUIS); la integración de la información de programas que forman parte de la Cruzada y la sistematización de la información recabada que garantice contar con los registros de domicilio o ubicación geográfica.
  • En cuanto a los resultados encontrados en los cinco municipios en los que se profundizó el estudio de la Cruzada, las cifras reportadas sugieren reducción de pobreza extrema en todos ellos y avances en la reducción de diversas carencias sociales entre 2010 y 2014. La carencia que registró mayor avance en magnitud corresponde al acceso a los servicios de salud; le siguen las carencias por acceso a los servicios básicos en la vivienda y a la alimentación.
  • En el espacio del bienestar económico también se encontraron cambios positivos: el porcentaje de población con ingreso inferior a la Línea de Bienestar Mínimo disminuyó en cuatro municipios. Solamente el municipio de Tehuacán mostró una tendencia a la alza.
  • La mejoría tanto en el espacio del bienestar social como en el ingreso se refleja en una disminución de la pobreza y de la pobreza extrema en: Zinacantán, Guachochi, Mártir de Cuilapan y San Felipe del Progreso. 
  • El porcentaje de personas en situación de pobreza extrema de alimentación también mostró un decremento importante entre 2010 y 2014, mayor a 9.5 puntos porcentuales en cuatro municipios, con excepción de Tehuacán. 
  • La información también sugiere que las zonas que no son de atención prioritaria, principalmente urbanas, no indígenas en donde viven personas en condiciones de pobreza extrema de alimentación representan un desafío para la acción del gobierno respecto de los tipos y mecanismos de intervención específicos que se deben diseñar. 
  • En cuanto al estudio exploratorio del impacto de la Cruzada, se observa un efecto significativo de dos puntos porcentuales en la reducción de la pobreza extrema. Sin embargo, no se observa efecto en el indicador de carencia por acceso a la alimentación. 
  • Asimismo, se observan efectos importantes en la reducción de la carencia de calidad y espacios de la vivienda y en la carencia de servicios básicos de la vivienda derivados principalmente de la población tratada desde la primera etapa (2013). 
  • Los resultados del estudio exploratorio del impacto de la Cruzada son congruentes con la reducción en el porcentaje de población con carencias sociales mostrado en la medición de pobreza nacional 2014 y sugieren que la Cruzada ha contribuido a reducir la brecha existente en los niveles de pobreza extrema entre la población que atiende y la población comparada. 
  • A la luz de la información disponible los resultados encontrados se derivan principalmente de la población tratada desde el inicio de la Cruzada en el año 2013, la cual ha acumulado la recepción del tratamiento por año y medio, por lo que se esperaría que en el mediano y largo plazo los efectos atribuibles a la Cruzada pudieran ser mayores y se vieran reflejados en la población beneficiaria en etapas subsecuentes.
  • El análisis sugiere que la estrategia de focalizar apoyos coordinados de varias dependencias y órdenes de gobierno hacia hogares precisos en situación de pobreza extrema de alimentación (un subconjunto de la pobreza extrema) tiene resultados positivos cuando la coordinación es adecuada.
  • Aunque estos avances son importantes es indispensable preguntarse si es posible escalar a nivel nacional y con la misma intensidad los mecanismos de identificación de los hogares por medio del CUIS y el SIFODE que resultan en la precisión del destino de las acciones y recursos de los programas que integran la Cruzada.
  • El estudio sugiere que la política social ha concentrado sus esfuerzos en la reducción de carencias sociales. En especial, las acciones de la Cruzada han focalizado apoyos a hogares al interior de la pobreza extrema (con una población objetivo de siete millones de personas) y han logrado reducir las carencias sociales de esa población. Sin embargo, se deben encontrar estrategias para lograr la reducción de la pobreza más amplia que involucra a 55 millones de personas. Sin duda, esas estrategias tienen que ver con esquemas que mejoren la actividad económica del país en su conjunto: estrategias que mejoren los salarios reales, la productividad, la inversión y la estabilidad de los precios para generar un incremento sostenido del poder adquisitivo.

Ver Informe CompletoComunicado de prensa ​

Las ligas de las bases y documentos anexos se pueden accesar en: